18 enero, 2017

Un fin de año de locos...


¡Si, estoy de vuelta! Y se me dio por escribir largo y tendido antes de traerles una entrada propia del blog. Quédense cerca que se vienen cosas interesantes 😉

El 2016 me la pase de complicación en complicación, no es de extrañar que terminara el año del mismo modo.




Diciembre comenzó como cualquier otro mes, con la diferencia de que sabía que tenía varios eventos importantes y la semana de las fiestas no iba a quedarme en Buenos Aires, por lo tanto me organicé de entrada para hacer todo lo importante antes del 24.

El primer finde tuve un casamiento, ya partiendo desde el civil que fue el viernes, empezaron los problemas. Me levanté a las 7.30, porque tenía un viaje largo, habiendo salido con dos horas y media de anticipación llegué tarde. El civil era a las 13.30, duró literalmente diez minutos y yo llegué 13.40. Imagínense mi cara y mi humor.

El sábado también me preparé con tiempo, menos mal porque estuve más de media hora tratando de ponerme los lentes de contacto. La ceremonia fue preciosa y la fiesta estuvo fantástica, cerré la noche sacándome el anillo en la tirada de cintas ;)




El siguiente fin de semana era el largo, definitivamente tengo un karma con estos findes. En cada ocasión quiero hacer planes porque se que voy a tener más tiempo para ir, venir y cumplir con mis responsabilidades pero nunca salen bien. TODOS los planes que tenía mágicamente desaparecieron, las personas enferemaron, se fueron de viaje, se olvidaron, etc. No se ustedes pero a mi me exasperan estas situaciones, no por las personas sino porque soy obsesiva, detesto quedarme con tiempo muerto no planeado (por eso siempre tengo muchos libros en el celular, me desespera tener que esperar algo o a alguien y no tener nada que hacer mientras tanto).

Lo único que rescato de ese finde fue ver Dr. Strange en 4D. ¡Impresionante!




Mis últimas semanas en Buenos Aires tampoco pasaron sin dejar su huella. Intenté, juro que intenté con todas mis fuerzas ir a todos los lugares y hacer todo lo que debía la semana del 12, así la del 19 podía tener libre para preparar entradas para el blog y alistar todo para el viaje. Sin embargo, cuando llegó el domingo 18 tenía cosas para hacer toda la semana, un día yendo a CABA, otro a Quilmes, otro a Avellaneda. A eso le sumo una crisis en el trabajo que me tuvo casi toda la semana enloquecida y el resto del tiempo tratando de dejar todo en orden para que no me jodieran en mis vacaciones.

El 24 a la madrugada partía, el 23 me faltaban mil cosas en el bolso. No dormí pero llegué con todo... Menos con el blog, odio dejarlo como ultima prioridad pero la mayor parte del tiempo todo lo demás se interpone. La vida pasa.

Por supuesto esto no termina acá. El 24 comenzaron mis vacaciones pero la última semana del año no podía pasar sin un broche de oro.

Para comenzar, el 24 a la noche comenzó a sonar una alarma en la casa de al lado, con pausas intermitentes, se mantuvo así durante todo el sábado y domingo. Volviendo a sonar repetidas veces a lo largo de la semana. Nada como irse a dormir y soñar con ese ruido.




El 25 estuvimos todo el día con lluvia-llovizna y una película de suspenso en la casa de enfrente. Juro que llegó un punto que me sentía como Shia LaBeouf en Paranoia. Escuchamos el llanto a la madrugada, vimos el primer patrullero a las 10 h y la policía científica a las 14 h. Entró y salió tanta gente de esa casa que con mi flia escribimos un libro con nuestras deducciones. Nunca supimos que pasó, no hubo ningún cuerpo, por si se preguntan.

El resto de la semana fue un poco más relajado, tuvimos algunos inconvenientes con gente que se quejó de nuestros perros... Las personas que odian a los perros ajenos sin que estos les hagan nada no tienen corazón.

¡Miren lo que son estas linduras! La de adelante es Layla de 13 años y la de atrás es Luna de 1 año recién cumplido.



Nos encontramos con demasiados conocidos en una playa a 400 km de donde vivimos (el mundo es un pañuelo, portate bien donde quiera que vayas).

Pasamos muchas horas jugando en los jueguitos tipo Sacoa (si, somos todos mayores de 20 pero seguimos gastanto plata en máquinas) y vale la pena porque ¡saqué un peluche!




Intenté escribir desde un bar pero mi notebook no lograba conectarse al wi-fi pese a que mi celular si lo hacía. Cuando la reinicié se tildó y cuando finalmente se conectó era taaaaan lento que ni siquiera podía abrir Google. Claramente la tecnología me advertía que descansara y me dejara de joder.

Para termimar, el 31 alrededor de las 16 h se empezó a nublar todo hasta que se desató el infierno. El temporal duró un par de horas pero fue suficiente para que las sirenas sonaran, las calles se convirtieran en ríos de lodo y arena y la casa donde estábamos se inundara (tres goteras enormes en el placard de la habitación, ¡caos!)

Por suerte para cuando terminamos la cena, ya se había despejado todo y el show de fuegos artificiales en la playa fue alucinante. Si hay algo que amo de pasar fin de año en la costa es eso. Les dejo un video 😊 Si alguna vez tienen la posibilidad de pasarlo en la playa, ¡háganlo!


video



Así que mi 2016 estuvo lleno de anécdotas y terminó del mismo modo. No realizo un balance ni tengo objetivos concretos para este año que comienza, planeo continuar con todo lo que arranqué y sumar cosas a medida que los meses transcurran... Cada día me da la oportunidad de comenzar de nuevo y trabajar para alcanzar mis sueños.



Les deseo un gran 2017 con muchísimos proyectos, sueños... y anécdotas.

Gracias por formar parte de mi vida bloggera.


Aleinad.~



7 comentarios:

  1. ¡Igualmente! Que tengamos un magnífico 2017. Ya veo que no has parado.
    Me ha gustado mucho la manicura y las perritas son un amor.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. En resumidas palabras un Diciembre de locos! Espero que hayas comenzado el año de 10!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola linda! Que Diciembre te toco!!! Muchas cosas que destacar... esos bebes perrunos son super tiernos!!! ♥♥ Sacoa te saca el niño de adentro jaja es imposible no prenderte en algun juego. El minions es precioso, aqui hay una fan/adicta a ellos jaja
    Un beso y que tengas un 2017 lleno de cosas lindas. Saludos y te espero por mi blog ♥

    ResponderEliminar
  4. Feliz año. Muchos proyectos tambien para ti, me quedo siguiendo tu blog yo también tengo uno y te invito a el, se llama " estoy entre páginas.
    Besos..

    ResponderEliminar
  5. Que creepy el minion! y me da la impresión que se está muriendo de calor :P
    En cuanto al cine 4D, nunca fui y me da mucha curiosidad, espero que pongan alguno acá en Capital algún día.
    A mi tmb me molesta no tener nada que hacer, aunque dormir siesta cuenta como algo que hacer :P

    Espero que mas allá de estos contratiempos, hayas empezado muy bien el 2017. Buen finde! :D

    ResponderEliminar
  6. que lindo leerte!
    que pena que no hayamos podido vernos en diciembre. Nos debemos juntadaaaa!

    ResponderEliminar
  7. Cuantas anécdotas para contar en una reunión familiar, veamosle el lado positivo al caos que viviste jaja. Te cuento que el 25 también paso algo re loco donde yo estaba, pasé la navidad con mi familia, y a la madrugada cuando se largo la tormenta cayó un rayo cerca de la casa de mi mamá (!!!!) el ruido fue como una explosión, tremendo. Las consecuencias fueron apagón, y modem wifi y teléfono rotos, un garrón.
    Re lindo ese anillo, y tus perras un amor, seguro que no molestan a nadie. Besos.

    ResponderEliminar

¡No hay nada que disfrute más que leer sus comentarios! Pero ten en cuenta lo siguiente:

~ No Spam ni URL, por favor (es motivo de penalización en google, tanto para el que comenta como el comentado)
~ Puedes dejarme el nombre de tu blog, sin links, para que yo pueda visitarte y devolverte el comentario.
~ Si no coincides conmigo, deja tu opinión amablemente, sin faltar el respeto, la variedad es lo que hace al mundo interesante ;)

Muchas gracias por dedicarle un tiempito a mi blog ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...